Qué dijo el chofer que trasladó al primer positivo de Río Gallegos

Fernando Manríquez tiene 29 años y es chofer de ambulancias en el Hospital Regional. Recientemente le tocó trasladar al primer paciente positivo de coronavirus en la ciudad. “Siempre te preguntá si hiciste algo mal”, sostuvo. A través de su experiencia, contó cómo es el trabajo de Salud en plena pandemia.

Fernando es chofer de ambulancia en el Hospital Regional de Río Gallegos. Recientemente tuvo que trasladar a la primera paciente por coronavirus en nuestra ciudad y contó a La Opinión Austral cómo es el trabajo en el contexto de la pandemia.

“Hay veces que por más que tomes los recaudos que necesitás para tratar y trasladar a los pacientes, por dentro pensás que si hiciste algo mal eso puede provocar algo en tu familia con quien compartís. Llega un momento en que te replanteás si hiciste algo mal”, explicó.

En el caso del primer paciente positivo de coronavirus, le tocó ser chofer y trasladar a la persona. “El paciente llama al 107, donde las personas capacitadas en el conmutador verifican si se reúnen los requisitos. Se activa el protocolo y se determina si es un caso de emergencia, va la ambulancia con un enfermero y un médico de guardia”, detalló.

“Ese día llamó la señora que estaba con fiebre hace cuatro días, una vez que se activó el protocolo, salimos con la ambulancia al paraje a buscarla. Ahí, entre el médico de guardia y el enfermero de La Esperanza, decidieron que fuera una ambulancia del hospital para hacerle todos los exámenes”, relató el chofer.

En esos momentos, detalló, “te preguntás ¿habré hecho algo mal? Más al saber que es algo invisible, te da mucha impotencia porque sabés que no podés verlo, después te tenés que ir a tu casa a compartir con tu familia y tus hijos”.

“Te genera estrés, miedo e inseguridad tener que volver a tu casa, es como que no querés volver, te pones a pensar ¿‘y si los contagio’?, ¿y si hice algo mal y me llevo algo a mi casa? Es una situación rara”, agregó.

Sin embargo, contó que es algo que lo “apasiona”.

“Hay gente que tiene que quedarse en sus casas, esas son cosas mínimas que tienen que hacer y hay muchos a los que no les importa. Esto no excluye raza ni clase social, si no nos cuidamos nos vamos a hacer mal entre todos”, transmitió Manríquez.

El joven tiene 29 años y es chofer hace cinco años. “Desde que entrás, desde el primer día en que te subís a la ambulancia, te toca ver de todo. Uno se va haciendo con los años, tengo compañeros con mucha más experiencia. En cada salida no sabés lo que te vas a encontrar, puede ser algo tranquilo y a veces lo opuesto”, explicó.

Para él, “tanto para nosotros como quienes reciben llamadas en el hospital es un trabajo enorme, atienden no sólo llamadas por coronavirus, sino emergencias, son claves para nuestro trabajo”, contó.

Para concluir, Manríquez agradeció a “todo el equipo de emergencia, desde operadores, choferes, médicos, enfermeros, gente de limpieza y todo el equipo de salud, lo más importante es cuidarnos entre todos”.

LaOpiniónaustral