En busqueda de trabajo: Cónsul afirmó que aumentaron consultas por la residencia chilena

El cónsul chileno en nuestro país, Sergio Valenzuela, reconoció que hay un pronunciado aumento de trámites de personas interesadas en tener la nacionalidad en el vecino país.

En los últimos días, trascendió mediáticamente que a raíz de la crisis económica que vive la Argentina, muchos ciudadanos buscan su salida hacia otros países para buscar un futuro mejor.

En este sentido, ayer LU12 AM680 dialogó con el cónsul chileno en Río Gallegos, Sergio Valenzuela, quien confirmó que cada vez son más los interesados en irse a vivir al país fronterizo.

Fue en el programa ‘No Tan Temprano’ donde Valenzuela reconoció que “hay un incremento fuerte en el número de consultas y de trámites que ciudadanos descendientes de chilenos están haciendo para tomar la nacionalidad chilena”.

En este punto, marcó que hay dos objetivos por los cuales se hacen las consultas, el primero “porque buscan migrar buscando mejores posibilidades de trabajo en Chile”, y otro “por razones turísticas”.

El cónsul no dudó en asegurar que “hay un aumento creciente que se viene dando en los últimos meses”, razón por la cual Chile decidió extremar las precauciones y hacer más robustos los requisitos para conseguir la nacionalidad, añadiendo una Declaración Jurada.

“Básicamente es precisar bien el vínculo en primer lugar y la real relación familiar que tengan con una persona chilena, porque desgraciadamente se han dado varios ejemplos de personas que presentaban documentación falsa o adulterada”, denunció.

La exigencia del país trasandino “implica bastantes más trámites o tener que recurrir a familiares para una declaración jurada”, indicó el cónsul, que reconoció que, en algunos casos, las trampas al sistema fueron intentadas por europeos.

Lo cierto es que cualquier argentino o argentina que desee mudarse a Chile y trabajar obteniendo la nacionalidad, deberá ahora buscar alguna persona chilena con la que tenga hasta dos grados de parentesco.

“Pueden ser los padres o los abuelos. Presentan los certificados de nacimiento de cada uno de los familiares y ahí se puede demostrar el vínculo, pero, además, ese familiar que le cede la nacionalidad tiene que firmar la declaración jurada en Consultado y de ahí se envía a evaluación a Santiago, por lo que tarda alrededor de dos meses la respuesta”, finalizó Valenzuela.

LaOpiniónAustral