Piden la renuncia del interventor: “Heriberto es un vende humo”

Los trabajadores y trabajadoras del hospital de alta complejidad de El Calafate organizaron un comité de crisis y votaron de forma unánime por la salida del interventor Ortiz Maldonado. Lo acusan además de haber ‘obligado’ a personal precarizado a ser fiscal para Cambiemos.

El conflicto en el hospital de la red SAMIC no da tregua, y ayer el personal ratificó el paro por tiempo indeterminado como consecuencia de la falta de pago de los sueldos del mes de julio y del aumento del 7% acordado en paritarias.

Desde hace días, el interventor Heriberto Gastón Ortiz Maldonado está en Capital Federal, hacia donde partió presuntamente en busca de fondos para los salarios, dado que como viene publicando La Opinión Austral, el hospital no tiene presupuesto.

Ayer en una nueva asamblea, los trabajadores y las trabajadoras nucleadas en los gremios de UPCN y ATE decidieron la conformación de un comité de crisis que da por sentado que el próximo gobierno no va a quedar en manos de Cambiemos, y por lo tanto, piensan iniciar conversaciones para restituir la administración tripartita entre Nación, provincia y municipio calafatense.

Según explicó el delegado de ATE, Mario Sánchez, en declaraciones que hizo a la radio pública provincial, volvieron a votar, esta vez de forma unánime, porque el interventor presente la renuncia. “En forma masiva pedimos que Heriberto y todo su equipo se vaya, salvo la contadora Irma Saldía, que es la única funcionaria que siempre da la cara, y porque, además, alguien tiene que quedar en la transición hasta el cambio de autoridades”.

También reclaman que la Intervención “retire al personal de Policía Federal que está en la Dirección porque, lamentablemente, nos quieren ensuciar diciendo que la gente del SAMIC somos violentos y que podíamos llegar a amenazar. Lo aclaramos y le aseguramos los dos gremios que no vamos a permitir situaciones de violencia”, aseguró Sánchez.

Desde hace más de un mes, sólo funcionan las guardias y se suspendieron las cirugías programadas porque no funcionan los equipos de esterilización de insumos y faltan otros. “No están las condiciones mínimas del paciente que van a estar ateniendo en el quirófano”, manifestó luego el delegado, que recordó que las protestas no son nuevas, sino que se dan desde el año pasado, cuando el hospital no fue incluido en el Presupuesto Nacional.

“Tendríamos que haber cobrado el miércoles de la semana pasada, estamos hablando de cuatro días posteriores y con un fin de semana largo, pero la contadora dice que no hay plata y trata de comunicarse con las autoridades que le habían dicho que la semana pasada íbamos a cobrar, ¿de dónde van a sacar plata si no hay presupuesto?”, se preguntó.

Para Sánchez, “Heriberto es un vende humo, porque además es una mala persona, persigue compañeros, a nuestros compañeros contratados los obligó a ser fiscales de Cambiemos, y el lunes no quiso salir a dar la cara para enfrentar el desastre eleccionario. Que se quede en Buenos Aires y nos deje construir el hospital que nos merecemos”, finalizó.

LOA