Desde Bomberos, indicaron que el incendio en ATE fue accidental

En la mañana de ayer se realizaron las pericias en la sede del gremio de estatales por el incendio que se había originado en horas de la madrugada. Una falla eléctrica en el cielorraso habría sido el desencadenante del siniestro. Pese a las importantes pérdidas materiales, no se registraron personas heridas.

Tras conocerse la noticia del incendio que se había apoderado de la sede provincial de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), comenzaron a circular varias hipótesis sobre la posible intencionalidad del mismo. Desde la comisión directiva del gremio, no descartaban ninguna teoría.

El incendio se registró en la madrugada de ayer, en el edificio que el sindicato alquila en la esquina de las calles Belgrano y Errázuriz de Río Gallegos. Allí, una columna de humo comenzó a surgir del techo de la morada que, hace unos siete años, es el búnker central de la cúpula de los dirigentes del gremio a nivel provincial.

El personal del Cuartel Central de Bomberos, de la Unidad Segunda y de la Comisaría Primera llegó momentos después y, recién hasta entradas las cuatro de la madrugada, pudo controlar las llamas que se habrían originado en la zona de las calderas.

Fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral indicaron, en un informe preliminar, que, pese a las importantes pérdidas materiales, no había personas lesionadas. Esto fue confirmado ayer por los dirigentes del gremio, quienes aseguraron que desde el viernes no había habido actividades sindicales.

De igual manera, mientras los bomberos trabajaban sofocando las llamas, afiliados y militantes del sindicato estatal llegaron a las inmediaciones a ver cómo las llamas se apoderaban de su sede, dejando deslizar que, posiblemente, podría ser un atentado contra la conducción del sindicato, teniendo en cuenta que en unos meses se realizarán las elecciones para determinar la nueva conducción del gremio.

Incluso, en la mañana de ayer, Olga Reinoso, integrante y referente de la comisión directiva del sindicato, dio declaraciones al programa “No Tan Temprano”, que se emite por Radio LU12 AM680, asegurando que: “Aguardaremos sobre el resultado de las pericias y de ahí en más vamos a tomar cartas en el asunto de lo que sucedió. Tenemos algunas dudas por cómo se fueron sucediendo los hechos, en el marco de los horarios. Lo que arroja la empresa de seguridad: el corte de luz, con lo cual la calefacción central no se puede encender”.

Lo cierto es que luego de sofocar el incendio por completo, en horas de la madrugada, una consigna policial se quedó en inmediaciones del devastado edificio y, cerca de las 9 de la mañana del lunes, el gabinete de Pericias y Estadísticas del Cuartel de Bomberos llegó al edificio del sindicato.

El trabajo pericial duró unas dos horas y el resultado preliminar echó por tierra todas las hipótesis de posibles atentados. Desde la Superintendencia de Bomberos, a cargo del comisario mayor Luis Emilio Zerbo, indicaron que: “Se trató de un incendio accidental, dado que fue una contingencia eléctrica que tuvo su origen en el sistema eléctrico de la calefacción, que se originó en el cielorraso de la propiedad”.

Pese al siniestro, garantizaron las elecciones

Esta aclaración por parte de la organización gremial surge a partir de las dudas respecto a la realización de las elecciones, debido a que la Junta Electoral diagramaba, en ese edificio, lo preciso para los comicios.

Ya en la tarde de ayer, luego de conocidos los resultados de las pericias por el incendio que afectó la estructura de la sede provincial del gremio de trabajadores estatales, desde la comisión directiva anunciaron que las elecciones se realizarán tal como se había pactado.

Desde el gremio estatal confirmaron a través de un comunicado de prensa a todos los apoderados de las listas de candidatos que los comicios electorales a llevarse a cabo el próximo 7 de agosto se desarrollarán con total normalidad.

De igual manera, desde el sindicato dieron respuestas ambiguas sobre si hubo pérdidas materiales importantes respecto de la documentación propia del acto eleccionario.