Se trabó la paritaria docente

El encuentro comenzó pasadas las 15 horas y para las 18 ya estaba confeccionada el acta, que dejó en stand by la negociación hasta la próxima reunión. No se lograron avances porque el Gobierno dice que su última oferta es el máximo que puede dar y la dirigencia sindical asegura que tal cosa no es cierta.

La posición de AMET y de ADoSac es sostener que el Gobierno, que este año mostró un presupuesto superavitario, tiene recursos para afrontar una mejor oferta salarial para los educadores. Antes esto, la respuesta del CPE, en la figura de su vicepresidente, Ismael Enrique, fue manifestar que lamenta que se ponga en duda la palabra “en referencia a los términos inherentes a la economía y los montos aquí planteados”.

Así, Enrique manifestó “una vez más creemos conveniente que estas entidades sindicales puedan trasladar a la totalidad de los docentes los ofrecimientos realizados, en el marco de la buena fe planteada en la ley y la buena predisposición al diálogo permanente”.

Sin embargo, desde el sector sindical advirtieron que la oferta ya se rechazó en las reuniones de base, considerándola insuficiente. “Esperamos que el Ejecutivo, que de manera permanente reivindica el espacio paritario, tenga en cuenta las demandas sindicales y dé inmediata continuidad a la negación”.

Fue la ADoSac la que planteó que con el gobierno de Alicia Kirchner los docentes fueron perdiendo poder adquisitivo “con los siguientes porcentajes: un 13% en 2016, 17% en 2017, un 35% el año pasado” y ahora “se propone perder otro porcentual importante este año. En contraposición, las arcas provinciales sólo mejoran”, se quejaron.

El aumento con el que insiste el CPE

El aumento total que ofreció el Gobierno en la reunión de la semana pasada fue de un 25% al básico, en tres tramos: Un 10% equivalente a un valor punto de 79.2143 a pagarse en mayo, otro 10% llevando el valor punto a 86.4156 a pagarse en julio y un 5% con valor punto de 90.0162 en septiembre.

Además, la cartera educativa había llevado la propuesta de pagar un aumento en el ítem de antigüedad para los docentes iniciales hasta 8 años de ejercicio en la docencia. Así, de 0 a 3 años de antigüedad recibirían un 30% de aumento, quienes tengan entre 0 y 5 años en la docencia un 40% y quienes alcancen los 8 años, un 50% de aumento.

Durante la reunión de ayer, el CPE se ocupó de aclarar que el aumento ofrecido por el Ejecutivo implica un monto mensual de $ 160 amillones que, sumado a lo que hoy se invierte en salario para el sector, alcanzará la suma de $ 810 millones mensuales, además de los $ 25 millones por mes correspondientes al Fonid.

De este modo, un maestro de grado que recién inicia y que hoy percibe $ 18.864,35, con el 25% de aumento y el incremento de ítem de antigüedad, quedaría con un ingreso de bolsillo de $ 25.236,01, más el incentivo docente de $ 1.210, alcanzando en total un sueldo de $ 26.446,01.

LOA