Fuerte caída comercial en Caleta con más cierres, despidos y suspensiones

Sucursales de Saturno Hogar en Caleta, Las Heras y Truncado cerraron sus persianas este lunes. Empleados de otras casas aguantan percibiendo sueldos en cuotas. A la par, negocios más chicos liquidan todo.

El paisaje del microcentro comercial de Caleta Olivia se ensombrece cada vez más con algún golpe que denota sendos carteles: “se alquila”, “cerrado por liquidación”, etc.

En “Saturno Hogar”, ubicado en la avenida Independencia, los cinco empleados se toparon con las persianas bajas y la noticia de que habían sido “suspendidos”. El mensaje del grupo empresarial -a la vez propietario de la cadena Lucaioli- también fue para los clientes, con carteles pegados a los ventanales en donde se dejaron números telefónicos por trámites de pagos de cuotas, cuestiones de garantías, entre otros temas.

Algo similar ocurrió en las sucursales de Buenos Aires y toda la región patagónica.

Además de los cinco empleados caletenses, esta acción empresarial afectó directamente a otros cinco de la sucursal Las Heras y a tres personas más de Pico Truncado.

Grandes cadenas con

grandes problemas

El referente del Centro de Empleados de Comercio de Caleta Olivia, Ezequiel Escobar, manifestó preocupación por lo que ocurre allí y en otras cadenas, como el caso de Garbarino, que también tiene una sucursal en esta ciudad.

Precisamente, Garbarino, a nivel nacional, pagó uno de los últimos haberes en dos cuotas. También había trascendido el caso del Hipertehuelche, cuyos dependientes percibieron sus haberes en partes.

“Sabemos que la empresa Hipertehuelche (cuyo propietario es el senador nacional Eduardo Costa) ha sacado un préstamo” para afrontar el pago de sueldos de febrero y “lo pagaron en dos veces”, recordó Escobar.

Escobar informó que la Federación de Empleados de Comercio está celebrando una “audiencia” con la patronal en Buenos Aires. “Esperamos instrucciones de cómo seguir trabajando”, especificó.

Por más que se imponga un “preventivo de crisis”, al parecer algunas casas de electrodomésticos no tienen posibilidad de recuperación por cuestiones macroeconómicas: precios de importación atados a la sobrevaluación del dólar.

“Se está discutiendo la cuestión de la indemnización (del caso Lucaioli) entre el gremio y la patronal. Pero sobre todo queremos ver cómo se pueden conservar los puestos”, expresó Escobar en el programa “La Opinión en Radio” que conduce Marcelo Romero en Radio San Jorge.

Seis cuotas para

cobrar un mes

El pago de haberes de los empleados de Saturno ya venía mal. Por ejemplo, el sueldo de febrero lo pagaron en seis cuotas. Y ahora se reclama el mes de marzo. En el caso de Garbarino, “sabemos que pagaron en dos partes” el último sueldo.

Hoy se evidenció lo de Saturno-Lucaioli, pero en realidad se nota el problema en comercios más pequeños, cuya mercadería no es de primera necesidad. Así cerraron decenas de boutiques, regalerías, jugueterías, lavaderos de ropa, zapaterías, rotiserías, entre otros rubros.

LOA