Para ATE Santa Cruz ningún trabajador debería ganar menos de $ 39.409

En base a un análisis exhaustivo de las canastas de consumos mínimos surgido de la junta interna  de ATE INDEC, el contexto inflacionario cuyo número supero el 47 % en 2018,  y superará el 30% en lo que va del 2019, ningún trabajador debería ganar menos de $ 38,409 en la región patagónica. La reunión de secretarios generales realizada en el Consejo Directivo Provincial de ATE Santa Cruz determinó esta referencia para la paritaria central.

La determinación de precios al 31 de diciembre de 2018 indicó  una inflación acumulada del 47 %,  problema que el Gobierno Nacional no logra frenar y que genera una alarmante disminución en el poder adquisitivo del pueblo trabajador, que según las publicaciones del Instituto de Políticas Públicas cayó un 20 % durante el último periodo.

Las denominadas canastas de consumos mínimos utilizadas para llegar a este análisis surgen de un contexto social más global acerca de los objetivos y valores  a que se aspira, compuesta por la canasta alimentaria, servicios del hogar, bienes y servicios mensuales incluyendo transporte,  gas, electricidad, materiales escolares, bienes y servicios para el cuidado personal, expensas y alquileres.

De este análisis surge que en la Patagonia  un hogar constituido por una pareja  con dos hijos menores necesita $ 39.409 al 31 de diciembre del 2018, valor compuesto por $ 12.000 Canasta Alimentaria y $ 27.022, otros bienes y consumos mínimos. En este marco ningún trabajador debería ganar de bolsillo menos que el valor calculado en este ejercicio.

En este marco ATE Santa Cruz convocó a un plenario de secretarios Generales para determinar él valor de referencia rumbo a  la Paritaria Central, como así también que cada municipio determine en bases a sus características los respectivos pedidos de incremento  ante un contexto de ahogo permanente sobre el bolsillo del trabajador.

Tras el  intenso debate en base a las características de los trabajadores nacionales, provinciales y municipales, considerando el alarmante retroceso en el poder adquisitivo,  la perdida en la calidad de vida, y el cada vez mas alto costo de vida para los trabajadores de la Provincia de Santa Cruz  el Plenario decidió tomar este valor como referencia.

En este sentido desde el plenario consideraron que ATE viene dando peleas cada vez más insólitas, desde los despidos en organismos  nacionales, y algunos municipios, como situaciones de total desidia en algunos organismos, cuestiones que creíamos superadas, y derechos que creíamos no serían tocados, mientras que vemos como el trabajador provincial debe elegir entre los productos básicos los de peor calidad, deben abandonar  o dejar de realizar actividades de esparcimientos de sus hijos porque no pueden afrontarlas, muchos no pueden afrontar alquileres, pero lo peor de todo es que aumento la desocupación, la precarización y la flexibilización laboral, y es por que hay comprensión sobre  el contexto de crisis nacional, y de la fuerte transferencia de recursos desde los sectores postergados a los sectores concentrados de la economía por parte de Nación, pero es necesaria una reivindicación que ponga al trabajador estatal en el lugar que merece, quitándole de esa mochila una crisis de la que no es culpable ni debería pagar con pobreza.