El impuestazo tensó la relación con comerciantes

La Cámara de Comercio de Río Gallegos va a pedirle al Municipio que no avance con la suba de impuestos y tasas. Tras cerrar un año difícil, el sector no estaría en condiciones de afrontar más presión tributaria y, por el contrario, le van a pedir a Roberto Giubetich que Río Gallegos adhiera a la Emergencia Comercial declarada en Diputados.

El sector viene de cerrar un 2018 particularmente complicado, signado por el cierre de varios comercios como consecuencia de la caída del consumo y los precios de los alquileres. Por eso hoy, la Cámara de Comercio de Río Gallegos hará una presentación para reclamar la suspensión de la medida pero además, reclamándole al municipio que se adhiera a la Emergencia Comercial declarada por la Legislatura hace ya un año.

En su edición de ayer, La Opinión Austral publicó que cuando el fin de semana se conoció que el intendente Roberto Giubetich había firmado la suba de un 25% para el valor del módulo fiscal con el cual se calculan los impuestos municipales de este año, la Federación de Gastronómicos y Hoteleros de Santa Cruz ya venía diciendo que las tasas eran “altísimas”. Su reclamo era el de mayor acompañamiento de Estado para 2019, con la baja de los Ingresos Brutos, pero también con mayor consideración del municipio de Cambiemos.

Ayer, fuentes del sector le dijeron a este diario que, frente a la nueva suba de las tasas de la comuna, le enviaron un petitorio a la Cámara de Comercio, para que lo sume al planteo que hoy le llevarán al intendente Giubetich, para que deje sin efecto los aumentos del módulo para el sector comercial.

En un borrador al que tuvo acceso La Opinión Austral, gastronómicos y hoteleros plantean que la Municipalidad baje el valor del impuesto de patente de bebidas alcohólicas. Este reclamo se debe a que, en la mayoría de los casos, las bebidas constituyen un servicio, y por lo tanto, “el aumento desmesurado en esta gestión ha repercutido negativamente” en los comercios, haciendo que se privilegie “a las grandes cadenas”. Además, se quejan de que la tasa “es muy alta en relación a otros municipios del país y del resto del mundo”.

También para ellos, Ahora12

Asimismo, le piden al municipio que ponga planes de pago de los impuestos “a no menos de 12 meses y sin intereses”. En este sentido, también ayer este diario dio a conocer los términos en los que Giubetich se comprometió a financiar a la nueva empresa de transporte público, estipulando, ya en el pliego de licitación, que les facilitará 12 millones de pesos a devolver en doce cuotas consecutivas y sin interés, a pagar después de tres meses de gracia.

El sector comercial también le reclama a la comuna que permita el pago de los impuestos “con tarjeta de crédito sin cobro de intereses” y que optimice la realización de trámites comerciales municipales.

Además, sostienen que la administración municipal debe “bregar para recomponer la calidad de los servicios, la limpieza de la ciudad y de sus calles”, porque “es más que evidente el deterioro comercial que ha sufrido la ciudad en los últimos años con el cierre casi a diario de establecimientos comerciales, se hace necesario que así como el municipio acompaña a los vecinos en momentos de necesidad, acompañe en este difícil momento al sector privado no sólo con los pedidos efectuados sino que impulse y promueva su desarrollo para motorizar la economía independiente del Estado”.

Silenzio Stampa

Desde que firmó los aumentos, el intendente se llamó a silencio. La última vez que tuvo comunicación con los medios fue durante el último izamiento dominical, donde le bajó el tono al asunto. Sin embargo, con el transcurso de esta semana, distintos sectores riogalleguenses fueron manifestando su rechazo, entre ellos las barriadas populosas de la periferia.

Sucede que, en barrios como Del Carmen, Belgrano, Gaucho Rivero, Apap, 366, 499, 400, Jorge Newbery y Barrio Evita, entre otros, esa suba del 25% al módulo se traduce en aumentos que superan el 50% en los impuestos municipales para el 2019, porque también se eliminaron bonificaciones que promediaban el 30%.

LOA