800 trabajadores menos en YCRT

La Intersindical de la Cuenca Carbonífera calculó que desde que Omar Zeidán asumió la Intervención de YCRT a la actualidad se perdieron unos 800 puestos de trabajo entre despidos, cesantías con causa y retiros voluntarios. Los gremios anunciaron que ante la falta de un acuerdo recurrirán a la Justicia para preservar su fuente laboral.

Al arranque del 2019, la Intersindical de YCRT busca darle continuidad a las negociaciones con la Intervención a cargo de Omar Zeidán, con el objetivo de alcanzar un horizonte válido que asegure y garantice la sostenibilidad del emprendimiento minero anclado en la Cuenca Carbonífera.

Si bien es cierto las partes cerraron el 2018 sin ningún acuerdo, pues el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) fue rechazado por los mineros, los resultados productivos abrieron una luz de esperanza a Río Turbio y 28 de Noviembre, lo que abre la certeza de iniciar el camino de la sostenibilidad de la empresa.

Por ello es que ATE Río Turbio, Luz y Fuerza, APS y La Fraternidad buscan avanzar en un Recurso de Amparo para exigir al Estado Nacional que se preserve el patrimonio de YCRT y con ello cuidar los puestos de trabajo, redefinir la figura legal, entre otros objetivos.

Personal

La historia reciente marca que el 2018 inició con despidos masivos en YCRT, transcurría el primer trimestre del año pasado y día tras días los sindicatos daban cuenta de la llegada de telegramas de despido generando un conflicto sin precedentes.

En paralelo, la Intervención implementaba un programa de retiros voluntarios que, según los trabajadores, poco tuvo de voluntario, ya que afirmaban había una exigencia para acogerse al programa.

En tanto, días atrás, el referente de Luz y Fuerza de la Cuenca Carbonífera, Luis Avendaño, señaló en diálogo con La Opinión Austral que el último año desaparecieron 250 puestos de trabajo entre los despidos masivos que alcanzaron a más de 500 mineros y los retiros voluntarios.

Así, la Intersindical ha calculado que desde que Omar Zeidán se hizo cargo de la administración de YCRT en diciembre del 2015 se perdieron unos 800 puestos de trabajo. “Cuando llegó la Intervención actual en la empresa había unos 3.000 puestos de trabajo, y hoy después de un año caótico en YCRT no superan los 2.200 puestos de trabajo”, explicó Avendaño.

En este escenario es que los trabajadores optaron por la contratación del reconocido abogado Eduardo Barcesat para avanzar contra el Estado Nacional en un Recurso de Amparo de no innovar. Busca “preservar el patrimonio de YCRT” y los “puestos de trabajo”.

“En las distintas luchas que dimos para defender la empresa, nos recomendaron dialogar con el abogado y le contamos toda la historia y presente de YCRT. Se determinó avanzar con un Recurso de Amparo de no innovar para defender los puestos de trabajo y la carboeléctrica estatal, que es lo que pedimos desde siempre para que no la privaticen”, precisó Luis Avendaño, de Luz y Fuerza Río Turbio.

Intervención

En la vereda de enfrente de los mineros, desde la Intervención sostienen que el 2018 cerró con buenas noticias, ya que se acentuó la cultura del trabajo entre los mineros generando un piso firme productivo. El desafío, según sostienen en YCRT, es avanzar por este sendero e incrementar la productividad, por lo que se planifica que para el 2019 la extracción del mineral ronde en las 360 mil toneladas. Se recuerda que el gerente de Producción, Ing. en Minas Mario Capello, aseveró que a la empresa le queda un largo camino para alcanzar la sostenibilidad, ya que ese estadío será alcanzado cuando se logre extraer un millón de toneladas anuales de carbón.

En esa misma entrevista que Capello brindó a La Opinión Austral, aseguró que la parte empleadora tiene previsto en caso de continuar el plan productivo incrementar la mano de obra en mina.

“Si sostenemos los niveles productivos de acuerdo a lo planificado necesitaremos más trabajadores, por lo que rechazamos aquellos rumores que dan cuenta que habrá despidos”, dijo el ex subsecretario de Minería de la Nación. En esta sintonía postuló que actualmente el organigrama de YCRT está compuesto de un 50% de personal en boca de mina, mientras que el recurso humano restante integra el área de Servicios y área Administrativa.

“Ante los niveles salariales que perciben los mineros, el personal demanda ser pasado al área de Producción, por lo que en caso de ser necesario se iniciarán una serie de capacitaciones para responder a las necesidades productivas”, concluyó Capello, e indicó que si bien es cierto no se generarán puestos de trabajo, esa instancia dará la posibilidad de una mejora al personal de la empresa.

LOA