Se confirmaron elecciones de UPSRA a pesar del fallo judicial

La intervención le dio luz verde a los comicios del próximo 14 a pesar de un fallo judicial que contradice uno anterior y pide anular la intervención y devolver el gremio a su anterior secretario general acusado de un desfalco de $110 millones. El único candidato es el patagónico Julio Gutiérrez quien deberá asumir el compromiso de devolver el gremio a los trabajadores.

El 14 de enero tendrán lugar los comicios que definirán al nuevo secretario general de la Unión de Personal de Seguridad de la República Argentina (UPSRA) y los mismos no están exentos de polémica. La única lista oficializada por la junta electoral es la de Julio Gutiérrez, ex candidato a senador por la provincia de Santa Cruz. Sin embargo, en el medio se sucedieron otros postulantes que por diferentes motivos debieron abandonar la contienda.

A fines de 2016 el ex secretario de trabajo, Jorge Triaca intervino el sindicato de seguridad a raíz de una violenta trifulca entre dos facciones, la de Ángel García y la de Leonides Riquelme, que habrían dejado acéfalo al gremio. Además, la intervención de Trabajo encontró un desvió de $110 millones que habrían sido traspasados por el secretario general Ángel García, quien estuvo al frente del sindicato por más de 30 años, hacia la obra social sindical OSPSIP.

Con posteridad, en octubre del año pasado, se dio a conocer un video por el que un grupo de trabajadores acusó a Jorge Triaca de un desvío de $15 millones desde el sindicato de seguridad hacia empresas vinculadas con su familia.

El llamado a elecciones

Previo a esto, el delegado normalizador del sindicato de Seguridad, Patricio Lombilla llamó a una asamblea general extraordinaria para el 8 de agosto con el fin de convocar a una elección que de por concluida la intervención: el 14 de enero. Con un mes de plazo para presentar las listas, el único referente que cumplió con los requisitos para presentarse a elecciones fue el patagónico Julio Gutiérrez de la Lista Verde N°1Renovación nacional.

Sin embargo en el medio quedaron por fuera dos candidatos vinculados tanto a Triaca como al gastronómico Luis Barrionuevo. El primero de ellos, Patricio Castro, un hombre cercano a la familia Triaca debió dejar de lado su intención de comandar el gremio tras hacerse conocido el video del desfalco de los $15 millones. El segundo, Leonidas Riquelme, uno de los causantes de la intervención de Triaca en 2016, había sido desvinculado del gremio y del mundo de la seguridad privada. Sin embargo, ante el nuevo llamado a elecciones fue dado de alta en una compañía de seguridad, pero ni él ni nadie de su lista llegó a cumplir con los requisitos. Uno de ellos era tener un mínimo de dos años de aporte al gremio.

Dimes y diretes judiciales

Denunciado por corrupción y sin posibilidades de presentarse a los nuevos comicios, Ángel García presentó una medida cautelar para suspender las elecciones del 14 de enero próximo. De este modo, a fines de diciembre la Sala XI de la Cámara Laboral ordenó suspender los comicios, para reponer en su cargo a García y dar terminada la intervención.

Dos meses atrás, el 20 de septiembre pasado, la justicia le había dicho que no a las intenciones de García de retomar el control de UPSRA La Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo había ratificado la intervención en el gremio y había instado a avanzar en la devolución del gremio a sus afiliados mediante los comicios del próximo 14.

En ese sentido, desde el sector que encabeza Julio Gutiérrez rechazaron la última resolución judicial y manifestaron que no se puede fallar sobre la cosa juzgada. En su resolución, la cámara VI había ratificado la intervención y rechazado la medida cautelar solicitada por García, quien debió hacerse cargo de las costas del litigio ante la cartera laboral, en ese momento, en manos de Triaca.

Sin embargo, mientras llueven apelaciones contra el último fallo, la intervención a UPSRA revalidó las elecciones que el 14 de enero coronaran a Julio Gutiérrez como secretario general del sindicato nacional de vigiladores. Se trata de una elección donde podrán votar entre 15.000 y 18.000 afiliados –el número no es certero-; habrá solo ocho urnas en todo el país, y la más austral estará ubicada en Neuquén. UPSAP, el gremio que conduce actualmente Gutiérrez, tiene injerencia desde Tierra del Fuego hasta Río Negro, por lo que sus afiliados deberán cruzar gran parte de la Patagonia para poder votar.

LOA