Preocupaciòn en UTHGRA por desempleo

Sin estadísticas certeras, Augusto Báez (secretario general de UTHGRA) indicó que el 2018 dejó mano de obra desocupada en Santa Cruz. En diálogo con LOA explicó que el inicio de la temporada alta en El Calafate demandó sólo el 50% de trabajadores de acuerdo a los niveles históricos. Mercantiles aseguran que este fue un buen año, pero advierten que el 2019 será “difícil”.

Augusto Báez, secretario general de la Unión de Trabajadores de Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA), señaló a La Opinión Australque la temporada alta en El Calafate absorbió un 50% menos de mano de obra de acuerdo a las estadísticas históricas, y explicó que la presencia de desocupados ha crecido en la entidad sindical buscando una alternativa válida a la desocupación que los afecta. Además, dio cuenta que en la ciudad capital de Santa Cruz no detectaron trabajadores “en negro”, pues es necesario recordar que junto al servicio doméstico históricamente fueron los de mayor precarización laboral. Sin embargo, advirtió que incrementaron quienes trabajan a jornada completa y están blanqueados sólo por media jornada.

En otro orden, Claudio Silva, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) dijo al móvil de “En el Tintero” por Radio LU12 AM680 que avizora un 2019 “difícil” e indicó que el 2018 ha sido “positivo” debido a que sostuvieron el número de afiliados y cerraron una paritaria acorde a los niveles inflacionarios.

UTHGRA

“La gastronomía estuvo decaída”, dijo en primer término Báez, y explicó que a lo largo del año hubo “bajo movimiento” en la provincia, especialmente en “El Calafate por la falta de vuelos”, y aseguró que “no podemos decir que estamos ante un cierre de año positivo”.

Precisó que encararán un relevamiento para conocer con precisión cómo fue la pérdida de puestos de trabajo, “ha incrementado notablemente la cantidad de afiliados que se acercan a la sede del gremio en Río Gallegos a buscar una salida ante la falta de trabajo”.

Sin apartarse de esa mirada, el dirigente gremial sostuvo que en la ciudad capital hubo hoteles que registraron ocupación total al cierre de año. “Pero son unos pocos y ello no ha significado mayor empleo, atienden con el personal mínimo”.

En cuanto a El Calafate, dio cuentas que el inicio de la temporada alta trajo escasa demanda de mano de obra. “La ocupación de personas viene en baja en los últimos dos años, la temporada empezó en septiembre y hasta aquí hay sólo un 50% de lo que ha sido la demanda histórica de trabajadores”. Báez se esperanzó en que el incremento de vuelos en enero en la villa turística generará la llegadas de turistas, por lo que aguardan una reactivación del empleo a partir de la próxima semana.

En otro orden, desde la entidad gremial aseveraron que no detectaron casos de trabadores en negro, pero advirtieron que crecieron las irregularidades en las contrataciones a mitad de jornada. “Al menos en Río Gallegos no hay mano de obra en negro. Pero sabemos de personas que trabajan jornada completa, pero los aportes se hacen sólo por mitad de jornada”, dijo Báez, y aseguró que será uno de los puntos que atenderá la UTHGRA en el próximo año.

Comercio

En tanto, el titular del Sindicato de Empleados de Comercio de Santa Cruz habló ayer con el móvil de Radio LU12 AM680 sobre lo que dejó el 2018 para el sector. Si bien enumeró una serie de servicios y actividades destacadas que se han propiciado para todos los afiliados, dijo que se viene un 2019 “muy difícil”, aunque remarcó que el año que se va fue muy positivo para ellos.

“Para nosotros ha sido un año bastante bueno. Debido a que hemos sostenido afiliaciones y se han ido incrementando. Hemos podido sostener todos los servicios que brindamos por el sindicato”, celebró. En ese sentido también destacó las obras que se llevaron adelante en el interior con un gimnasio en 28 de Noviembre y con la obra del polideportivo en la ciudad.

“Agradezco a los empleados que son los que sostienen este sistema solidario, porque es así”, agregó, al enumerar otra serie de propuestas impulsadas como las sostenidas en el instituto de computación e inglés y los convenios con el Ministerio de Trabajo para “capacitar a los más jóvenes y que estén listos en sus primeros empleos”.

En términos salariales, destacó que las paritarias han sido “ininterrumpidas” y en ese aspecto remarcó haber alcanzado un 45 por ciento de aumento este año. “Con eso estamos más que contentos y felices, porque es importante estar cerca de lo que ha sido el índice inflacionario”.

“Por este lado estamos bien -añadió- lo único que nos preocupa y viene preocupándonos hace un tiempo es el tema del empleo, tenemos que ver como se sale de esta crisis. Evidentemente hay que empujar a pequeñas y medianas empresas”.

Explayándose un poco más sobre la Emergencia Comercial, dijo: “nosotros podemos colaborar en algo, pero las medidas que son las más efectivas y que generan mayor impacto en las sociedad la tienen los gobernantes, tanto provinciales como nacionales”.

En síntesis, aseguró que este 2018 les dejó un “saldo positivo porque hemos sostenido empleo en la parte privada y no hubo muchos despidos en lo que hace a nuestro sector”, aunque alertó que “se viene un año muy difícil y vamos a tener que transitarlo para ver qué hacer en el medio”.

LOA