Bancarios: último acuerdo salarial a tono con la inflación

El gremio que representa a los trabajadores de la banca pública y privada del país cerró el año con un incremento salarial del orden del 46%. Además, se hicieron de una mejora y un pago extra que se liquidará previo a la apertura de la negociación colectiva prevista para marzo del 2019. El sector no le perdió pisada al Indice de Precios al Consumidor.

La Bancaria anunció que sellaron un acuerdo de un incremento salarial del orden del 6% ante las cuatro cámaras empresarias que representa a la totalidad de la banca pública y privada, además del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

De esta manera, el gremio conducido por Sergio Palazzo logró su cometido de mantener las negociaciones abiertas a lo largo del año para que los salarios de los trabajadores sean actualizados de acuerdo a los valores contenidos en el Indice de Precios al Consumidor (IPC).

Pero el éxito salarial de los bancarios no sólo se limita al año presente, sino que pautaron un 7% y un extra de mil pesos para los primeros meses del 2019, mientras que en marzo se dará la apertura de la negociación colectiva.

Tramos

Desde la entidad sindical dieron cuenta que el nuevo pacto prevé un incremento de 3,9% para noviembre y 2,1% para diciembre, ambos serán calculados sobre el salario de diciembre de 2017.

Con esas sumas, finalizarán el año con un 46% de aumento anualizado garantizado, apenas por encima o en igual valor que la inflación del INDEC.

Al mismo tiempo, Palazzo y los banqueros avanzaron con la paritaria 2019. “Las cámaras suscribieron para los primeros meses del año (un) adelanto de 7% que se calculará sobre el salario actualizado de diciembre de 2018, junto con un anticipo mensual de $ 1.000 hasta la reanudación de las negociaciones en marzo”, informaron.

De esta manera, los bancarios cierran un año atípico. Mientras muchos sectores de la economía se encuentran retrocediendo día a día ante la inflación, La Bancaria mantuvo el poder adquisitivo de sus representados

y logró mantener lo que años atrás se conocía como la “suma puente”, se trata de una suma no remunerativa otorgada a fines de año hasta que se reabriera la negociación salarial a inicios del año siguiente. Sólo que en esta ocasión se trata de un incremento que irá incorporado al básico.

Además, se debe recordar que el gremio sostuvo la postura de no aceptar el bono de los 5 mil pesos acordado por la conducción de la CGT y el Poder Ejecutivo Nacional (PEN), los bancarios en todo momento precisaron que la estrategia era mantener las paritarias abiertas y no aceptar esa compensación salarial.

LOA