Petroleros desocupados pasaron el fin de semana en el acampe

El miércoles Patricia Segovia se encadenó a la puerta del Sindicato Petrolero para pedir ser reincorporada a su puesto tras ser despedida en abril. A partir de ello, se sumaron cerca de 40 despedidos de diferentes empresas que montaron un acampe y no se irán hasta que el sindicato de una solución. Para hoy esperan el apoyo de los autoconvocados de Las Heras.

Los trabajadores petroleros desocupados que se sumaron al reclamo de la encadenada Patricia Segovia pasaron el fin de semana en una construcción precaria ubicada en la puerta de ingreso al Sindicato de Petróleo y Gas Privado que conduce Claudio Vidal. Se trata de un grupo de cerca de 40 petroleros despedidos de diferentes empresas que exigen ser reincorporados a la industria hidrocarburífera. Se espera que el día de hoy se sumen al campamento, los auto convocados de Las Heras para brindar su apoyo.

Uno de los manifestantes, de apellido Perego y padre de seis hijos, dialogó con La Opinión Austral desde el interior del acampe. Fue despedido el año pasado y sostuvo que re liquidaron mal la indemnización. “Al igual que a los 200 trabajadores de San Antonio, me arrebataron el 70% de la indemnización y debí judicializar el reclamo ante la vista gorda del Sindicato”, dijo. “Nos engañaron y nos robaron. No fuimos indemnizados como exige la Ley y muchos no recibieron ni siquiera los telegramas de despido”, agregó.

Otro trabajador desocupado, de apellido Constancio y despedido hace cinco meses de Prosepec junto a otros 37 trabajadores acompaña el reclamo. Es padre de cinco hijos y su mujer fue despedida de Servicom hace un año.

Ambos decidieron acompañar a Patricia Segovia en su reclamo y están dispuestos a permanecer allí hasta que haya una respuesta positiva sobre su futuro laboral. “Patricia puso lo que muchos hombres no pusieron. Decidimos acompañarla y reclamar que nos vuelvan a incorporar a la industria petrolera”, lanzó Perego.

Críticos de la gestión de Vidal, consideran que este debería trabajar para todos los afiliados y darles prioridad en los nuevos ingresos a quienes perdieron su trabajo en los últimos años, en vez de tomar jóvenes sin experiencia. No se oponen a que todos tengan la oportunidad de obtener un empleo, pero consideran que cuentan con un mayor conocimiento de las tareas a realizar.

Hasta el momento, desde el sindicato no dieron señales de acercamiento ni se hicieron presentes en el lugar para buscar una solución o escuchar los motivos que llevaron a los desocupados a tomar la decisión de exponerse de esa manera.

LOA