Gremios movilizarán contra el presupuesto

CTA Santa Cruz y ADOSAC ratificaron que el día que el parlamento sesione para tratar el presupuesto 2019 realizarán un paro de 24 horas. APROSA, Viales y SOEM también participarán de la jornada de reclamo. “Es un presupuesto que tiene previsto el encarecimiento en la energía, el transporte y recortes en salud, educación y obras públicas”, aseveraron los trabajadores.

Gremios de base que integran la Mesa de Unidad Sindical (MUS) resolvieron convocar a una movilización el miércoles 24 de este mes para rechazar el tratamiento en el Senado del proyecto que contiene el presupuesto nacional para el próximo año.

En Santa Cruz distintos sectores gremiales manifestaron públicamente en las últimas semanas su oposición al presupuesto del próximo año indicando que traerá aparejado un impacto social negativo en la clase trabajadora ya que crecerá el cobro del impuesto a las Ganancias y la retracción en los servicios que debe garantizar el Estado como salud, educación, entre otros.

Ante este escenario, la CTA Autónoma de Santa Cruz y la Asociación de Docentes de Santa Cruz (ADOSAC) decidieron implementar un paro el día que sesione el parlamento argentino. Pues en el caso de los docentes, anunciaron que adherirán a la medida dispuesta por CTERA, mientras que aún hay gremios que debaten puertas adentro los pasos a seguir.

Otro de los gremios que anunciaron su participación en la jornada de reclamo fue el Sindicato de los Trabajadores Viales de Santa Cruz, el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Río Gallegos y la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSA).

Impacto

La Mesa de Unidad Sindical informó ayer que “el presupuesto elevado por el gobierno en base a sus acuerdos con el FMI es un verdadero plan contra los intereses de los trabajadores y jubilados”. “Es un presupuesto que tiene previsto el encarecimiento en la energía, el transporte y recortes en salud, educación y obras públicas”, aseveraron los trabajadores, al tiempo que indicaron que habrá un “sostenido intento de anular los derechos jubilatorios en los regímenes especiales”.

“Para Santa Cruz es una destrucción, reduce al punto de la asfixia los fondos para Río Turbio, no incluye obras vitales que serán paralizadas y avanza con la reducción de los subsidios al gas domiciliario en la Patagonia”, aseveraron los estatales, sin dejar de lado que para YCRT se ha fijado un aporte anual de unos 800 millones de pesos, lo que generará que la empresa no pueda pagar salarios y desarrollar un plan de inversión. De todos modos, las negociaciones entre la intervención de la empresa y la Intersindical aguardan una posible ampliación presupuestaria por unos 1.000 millones de pesos.

Retornando con la postura de la MUS, los estatales señalaron que “más trabajadores pagarán Ganancias y serán menos los que cobrarán asignaciones familiares ante la vigencia de los nuevos topes. Este ajuste contra los asalariados de Santa Cruz se agrega al que realiza el Gobierno Provincial que ha utilizado el salario de los trabajadores como variable de ajuste para equilibrar sus cuentas en rojo”, aseguran.

Más adelante, el arco sindical santacruceño sostiene que la “caída de los salarios y jubilaciones, sumado el deterioro de todos los servicios, se realiza con la excusa de alcanzar el déficit cero”, al tiempo que advierte que “es mentira porque habrá un déficit financiero del 8 o 9 % para pagar la fraudulenta deuda externa que no para de crecer”.

Ante este escenario, la MUS denunció que se trata de “un presupuesto que no va en beneficio del desarrollo del país, sino que está diseñado para los acreedores de la deuda nacional”, y concluye el documento haciendo un llamado a los representantes políticos de Santa Cruz a rechazar el Presupuesto 2019. Por último, los gremios de base indicaron que el lunes próximo volverán a mantener un encuentro en la sede de ADOSAC a partir de las 11 horas para coordinar el método del reclamo.

LOA