Municipales sin paciencia: Esperan que Julián Carrizo dé los números del aumento

Hace varios días que un grupo de delegados del SOEMCO hace una vigilia en las puertas del gremio a la espera de que Julián Carrizo informe sobre el resultado de las negociaciones que llevó, durante más de dos semanas, en la capital provincial. Sostienen la necesidad del 42% y dicen que sus sueldos se devaluaron un 50%.

El reclamo gremial de los trabajadores municipales de Caleta Olivia se mudo a fines de la semana pasada desde las puertas del Municipio hacia las de la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEMCO). Allí, los trabajadores municipales realizan una vigilia a la espera de que el secretario general, Julián Carrizo, de explicaciones sobre las gestiones que llevó a cabo en Río Gallegos, por más de dos semanas, en relación al incremento de los salarios.

Desde allí, el delegado municipal Omar Krhon habló con La Opinión Zona Norte y dio cuenta de que desde el viernes, los trabajadores están a la espera de novedades sobre las negociaciones de los trabajadores municipales. “Estamos a la espera de que se cierren las negociaciones como Julián Carrizo nos pidió el viernes. Cuando finalicen, quedó en notificar a los delegados para realizar, posteriormente, la asamblea con todos los afiliados”, dijo. “Vinimos lunes y martes a la sede de SOEMCO pero no hubo novedades”, agregó.

Lejos de los $2000 no remunerativos ofrecidos por la Provincia, Khron recordó que el pedido de la asamblea a es de un 42% de incremento salarial. “No percibimos aumento durante casi tres años y perdimos un 50% del valor de nuestros salarios”, reconoció.

Consultado sobre la posibilidad de abrir un canal de diálogo con el intendente Facundo Prades o el diputado Gerardo Terraz, el delegado gremial dijo que estos no hablan con los municipales y minimizan su protesta. “Tanto el Municipio como la Provincia están más preocupados por las elecciones del 2019 que por solucionar los problemas de los trabajadores”, disparó. Por último, pidió que el Municipio blanquee los números y deje de ingresar gente al municipio.

Otro de los delegados, José Avellaneda también se sumó al reclamo y pidió por una pronta recomposición salarial.“Buscamos que se pueda llegar al mejor arreglo posible que beneficie a los trabajadores en el marco de un futuro económico complejo”, dijo.

Por otro lado, Avellaneda criticó con dureza a la Provincia por un supuesto decreto para incrementar en un 60% los viáticos a funcionarios. “Si no hay fondos para hacer frente a una mejora salarial, priorizar a la planta política es un contrasentido y está fuera de lugar”, indicó y marcó que el ajuste debe hacerse sobre el gasto de la clase política.

Por último, Avellaneda descartó que haya bajado la intensidad de los reclamos gremiales a la vez que recordó que aún se encuentran en medida de fuerza.

También respondió a las críticas del Ejecutivo Municipal al plantear que las medidas de fuerza nunca fueron de toma o bloqueo de los sectores, sino de protesta y vigilia en el Municipio. “Se instaló una versión que no es correcta”, expresó. “Estamos dentro de una medida de fuerza, pero no buscamos complicar sino darle una mejora a los trabajadores. El circuito económico comercial está muy resentido por lo que los comerciantes y la sociedad están expectantes sobre el incremento salarial que vamos a tener los trabajadores”, cerró.

LOA