Carrizo quiere llevar a Prades con Alicia

El titular de los municipales, Julián Carrizo, volvió a marcar que los trabajadores deben desistir de las medidas de acción directa y se mostró confiado en poder lograr que el Municipio y la Provincia mejoren la oferta de $ 2.000 no remunerativos. Adelantó que esta semana podría haber una reunión en Río Gallegos y dijo que Facundo Prades debería estar presente.

El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Caleta Olivia, Julián Carrizo habló con El Oso Emir Silva, por Radio San Jorge, sobre el estancamiento de la paritaria municipal luego del ofrecimiento de los $ 2.000 no remunerativos, y de las diferencias que se generaron en el gremio tras su regreso.
Carrizo manifestó que, posiblemente, haya una reunión en Río Gallegos con el Ejecutivo provincial y espera el acompañamiento del intendente Facundo Prades. La misma podría tener lugar el miércoles o jueves de esa semana. El histórico líder gremial tiene fe de que va a poder mejorar la cifra base y dijo que si Prades no tiene la plata, debe acompañarlo para buscarla en la capital provincial. “Yo no voy a ser el cartero de nadie”, dijo y marcó que la discusión hay que darla con los patrones. Directamente, con el Municipio y, de manera indirecta, con la Provincia.
Carrizo dejó entrever que, previo al ofrecimiento de los $ 2.000 no remunerativos se manejaba una cifra en blanco, pero que finalmente fue el ministro de Gobierno, Fernando Basanta, quien modificó los números. Luego, la asamblea gremial rechazó la suma fija y pidió que se mejore.
A su vez, reveló que el domingo pasado tuvo una reunión con el intendente Prades, el diputado Terraz y la secretaria de Hacienda Sansana, donde abordaron la recomposición salarial. Al día siguiente, se comunicó con el secretario adjunto, Daniel Reyes, y le planteó que para el pago de los salarios debía realizarse el giro en descubierto con el Banco Santa Cruz por lo que era necesario, no desistir del paro, pero sí de la medida de fuerza directa. En ese momento quedamos en viajar a Río Gallegos el último viernes. Se comunicó a los delegados, pero no aceptaron.
“Ellos son los primeros responsables de que la reunión con Provincia no se haya dado la semana pasada. Si no se hace lugar a la mediación del secretario general ¿Cómos se sale de esto?”, exclamó. “Si ellos no quieren que me digan cuál es la salida. Le hacemos daño a los compañeros y al gremio que tiene $ 600 mil en rojo en el banco. Además, tenemos suspendidas las prestaciones en el gremio”, agregó.

La alternativa para
negociar el incremento
Carrizo puso de relieve que ningún Municipio de Santa Cruz, ofreció aumentos con sumas fijas a sus trabajadores, excepto Caleta Olivia por lo que llamó a mejorar las cifras y blanquearlas. De este modo, una de las alternativas que prevé el secretario general es pedir que la Provincia pase a remunerativos la mitad de los $ 2.000 este mes y la otra en octubre. “Si fuera así estaríamos dentro del número que pedimos nosotros”, dijo y explicó que si se blanquean $ 1.000, estos se convierten en $ 4.000, que sumados a los otros $ 1.000 no remunerativos llegarán a ser $ 5.000. “Los trabajadores del módulo 1 estarían dentro del 42% pedido por la asamblea”, agregó.
“Queríamos que la Provincia haga un aporte importante y la Municipalidad un esfuerzo y luego distribuir el dinero en base al mandamiento de los trabajadores. Con Prades necesitamos ir a buscar juntos la plata. Tiene que hacer un esfuerzo porque el Municipio recompuso sus ingresos”, arrojó Carrizo.
Por último, dedicó un mensaje a los delegados gremiales que desoyeron su pedido de bajar el nivel de conflictividad. A ellos les dijo: “Nos tienen que respetar porque la gran mayoría de los trabajadores nos votó a nosotros. En 2014-2015 fuimos los mejores negociadores. ¿Ahora no lo somos?”, cerró.