Alejandro Garzón condenó duramente la decisión de la gobernadora de Tierra del Fuego

El Secretario General de ATE Santa Cruz, Alejandro Garzón, condenó duramente la decisión de la gobernadora de Tierra del Fuego exonerando, en un acto de autoritarismo, al Secretario General de la CTA Autónoma y del SUTEF, Horacio Catena, considerándola como una acción antipopular y autoritaria.

EL hecho político que sucedió en Tierra del Fuego es un antecedente nefasto para los trabajadores e intenta escarmentar, mediante el poder político y judicial a los que cuestionen sus medidas. Es el caso que Horacio Catena que quedó entrelazado en un pacto entre la actual gobernadora y Fabiana Ríos quien, alegándose venir del sector de los trabajadores, proceso y condenó a docentes y camioneros, criminalizando la protesta y demonizando públicamente a luchadores sociales.

En este sentido Garzón expresó “vemos con gran preocupación lo sucedido en Tierra del Fuego entendiendo que esto es un atropello a las garantías que amparan a los trabajadores” agregando “es uno de los golpes más duros que ha recibido la clase en los últimos tiempos, esto es el primer paso de una cacería diseñada para sacar del juego a los dirigentes que se oponen a sus prácticas y aniquilar organizaciones sindicales”.
El Secretario General de ATE Santa Cruz también se refirió al rol de la justicia señalando que “es obsceno el grado de complicidad que existe entre el Poder Ejecutivo y el Judicial, dónde la independencia de poderes es inexistente y tanto Mauricio Macri como Rosana Bertone, en este caso, utilizan a discreción la herramienta legal para amedrentar y oprimir al Pueblo” subrayando el uso de la fuerza pública para reprimir, perseguir e investigar a compañeras y compañeros.

Garzón mencionó la situación de los trabajadores a lo largo y a lo ancho de la Patagonia afirmando “en esta misma línea, la realidad de los trabajadores patagónicos es alarmante, de un extremo a otro de nuestra tierra, encontramos abusos de autoridad y la Justicia puesta al servicio del poder político, intentando aleccionar a los que lucha, no olvidemos la detención de la conducción de ATE Río Negro o las causas armadas que pesan sobre nuestras espaldas”. Finalmente, Alejandro Grazón, expresó su solidaridad con Horacio Catena y los compañeros procesados que serán el próximo blanco de una gobernadora intolerante y autoritaria que ha mostrado una arrogancia propia de un patrón de estancia.