Cláusula gatillo de bancarios será retroactiva a enero de este año

El gremio que nuclea a los trabajadores bancarios está a un paso de activar la cláusula gatillo incorporada en el acuerdo paritario celebrado a principios de año, dado los altos porcentajes oficiales de inflación anual.
La Asociación Bancaria había acordado una suba del 19,5 por ciento con la condición de que cuando la inflación supere ese monto – ya está en 19,4 por ciento -, debería aplicarse la cláusula gatillo que hará subir los salarios de acuerdo al alza de precios.
Según datos oficiales, el último mes el alza de precios llegó al 19,4, tan sólo una décima por debajo de lo acordado por los bancarios. Por eso, el mes que viene, cuando se conozca la inflación de noviembre, terminará de corroborarse que la suba de la inflación trepó por encima del salario de los bancarios y deberá aplicarse la cláusula gatillo.
 
Automática
La Opinión Austral dialogó con Griselda Fabregat, referente de La Bancaria en Santa Cruz quien ratificó que “superado el índice oficial de la inflación del 19.5 % automáticamente se activa la cláusula”. 
Explicó que no será necesario que el Ministerio de Trabajo de la Nación convoque a las partes a una mesa de negociación, ya que “es automático el pago de la diferencia que surja entre la inflación anual acumulada y la pauta salarial acordada”. 
Así, expuso que lo que deba abonarse a los trabajadores por la cláusula gatillo deberá ser “liquidado en enero del 2018 y en un solo pago”, además de precisar que la diferencia salarial es retroactiva a enero de este año en curso. 
Pero allí abrió un alerta, ya que las entidades bancarias habrían intentado persuadir a la dirigencia de la entidad gremial que acepte el pago en cuotas, propuesta rechazada desde aquella conducción. 
 Más adelante, Fabregat sostuvo que en junio y agosto deberían haber sido convocados para “efectuar un monitoreo de la marcha de la inflación, pero eso no ha sucedido”. 
 
Llamado
En otro orden, la referente de La Bancaria señaló que fueron convocados a iniciar las negociaciones para acordar la pauta salarial del 2018. 
“Por lo pronto el 12 de diciembre se desarrollará una reunión del Consejo Directivo del gremio y se analizarán las pautas para la negociación del próximo año”, expuso la entrevistada a este medio. 
Así, indicó que de forma informal desde el gobierno dejaron entrever que se deberá negociar “un incremento del 10% por 24 meses, lo que fue rechazado”, señaló Fabregat. 
“No se puede aceptar bajo ningún punto de vista, si las metas de la inflación no la cumplieron. No hay confianza con las estadísticas de la inflación, lo que más subió en el año es la canasta básica, calzado e indumentaria”, explicó. 
 
Movilización
En otro orden, el secretario general de la Asociación Bancaria y referente de la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), Sergio Palazzo, anticipó que “diciembre va a ser movido”, y consideró que si la movilización del próximo miércoles tiene “volumen” se podría “frenar la reforma” laboral.
“Diciembre va a ser un mes muy movido. Esta es la primera marcha. En el medio, buscaremos los acuerdos necesarios y lo que nos dé para que la lucha sea efectiva. Si da para una medida, será una medida. Si no, seguiremos movilizando hasta lograr los niveles de conciencia en nuestros compañeros, los jubilados y el resto de la sociedad para que nos acompañen”, sostuvo Palazzo.
El líder de los bancarios auguró una “masiva” movilización hacia el Congreso el próximo miércoles para rechazar la reforma laboral que impulsa el Gobierno y que, no obstante, quedó trabada en el Senado tras el rechazo del PJ a avanzar con el proyecto si la CGT no muestra una postura única.
LOA