Inseguridad: Taxistas tendrán línea directa con el Comando Radioeléctrico

Luego de conocerse los hechos de inseguridad perpetrados contra choferes de diferentes paradas de taxis de nuestra ciudad, se encendieron las alarmas en la Jefatura Provincial de Policía. Por ello, durante la tarde del miércoles se realizó una audiencia entre referentes del sector e integrantes de la cúpula institucional.
Alrededor de las 18 horas, cuando a metros se encontraba la agrupación de Jubilados Unidos en las puertas de Casa de Gobierno, en la Jefatura de Policía se llevó a cabo una audiencia entre el comisario general (R) Juan José Cortés; el secretario de Seguridad, Lisandro de la Torre; Juan Ojeda, presidente de la Asociación de Propietarios de Licencias de Taxis; el secretario general de la Federación de Taxis, Rubén Contreras, y el delegado de la Federación Nacional de Peones de Taxis, Agustín Contrera, siendo este último quien articuló las gestiones para que se realizara la reunión.
La reunión tuvo como finalidad comenzar a diagramar una solución en conjunto para la disminución de los hechos delictivos que sufrieron en los últimos tiempos los choferes de taxis, buscando resguardar su seguridad.
Tras la audiencia, Juan Ojeda dialogó con La Opinión Austral y contó detalles sobre los avances logrados, “a pesar de que en un principio se hablaba de la instauración de una cámara de vigilancia o la colocación de un vidrio entre el conductor y el pasajero, rápidamente fueron desestimadas por cuestiones de dinero”, comentó el dirigente a este medio.
Por otro lado, remarcó que hubo avances en materia de seguridad con la Policía, “se acordó trabajar en conjunto con el Comando Radioeléctrico, durante esta tarde (por ayer) nos darán a conocer una frecuencia que estará en contacto con las operadoras”, dijo y explicó que “la idea de este sistema es que las operadoras de las centrales tengan contacto con el Comando” y dio como ejemplo el caso “de que un compañero vea algo sospechoso o esté involucrado en un hecho, le dé aviso a la operadora, la operadora tome los datos y dé aviso al Comando Radioeléctrico”.
Por otro lado, remarcó la importancia de esta iniciativa, ya que “está bueno porque además sirve para la comunidad más que a nosotros puntualmente, los vecinos ahora tienen que saber que en caso de necesitar ayuda van a poder acercarse a un móvil de taxi que los va a poder auxiliar, porque tenemos contacto directo con la Policía”.
Ojeda, por otro lado, indicó que en los próximos días habrá reuniones entre operadores de todas las paradas de taxis y entre los agentes de la seguridad provincial, para diagramar y coordinar la implementación de este servicio.
“Esta herramienta nos permite mostrarle a la comunidad que no estamos desprotegidos y, aunque todavía haya cosas por hacer, es un buen comienzo”, concluyó Ojeda, para comentar luego que “se acordó que, internamente, entre las paradas se pueda instalar un botón antipánico, pero siempre saliendo con plata de nuestro bolsillo”, finalizó.
 
Otro caso
En simultáneo, Ojeda comentó que, paradójicamente, en momentos en que era entrevistado el pasado lunes por La Opinión Austral por la inseguridad de los choferes, un compañero era víctima de un nuevo hecho de inseguridad.
El hecho ocurrió en la intersección de las calles 25 de Mayo y Belgrano, cuando un sujeto abordó al taxista y lo amenazó a punta de pistola. “Menos mal que había un compañero en la zona, por lo que el ladrón escapó y no lo lastimó, sino hoy estaríamos lamentándonos”, dijo Ojeda.
De acuerdo a las características aportadas por los damnificados, se trataría de una persona que actúa sola y utiliza siempre la misma modalidad en cualquier horario: sube al taxi, recorre algunos metros e intenta agarrar desprevenidos a los taxistas amenazándolos con un arma, blanca o de fuego, para robar la recaudación.
Fuentes consultadas por este medio indicaron que el sospechoso sería un joven de más o menos 1,70 metros, tez morena, contextura delgada y con una cicatriz que le atravesaría de forma transversal la zona de la nariz. LOA